Tortuga laúd o baula

Tortuga laúd o baula

De las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo, la tortuga laúd o baula es la más grande de todas, alcanzando un tamaño de 2,3 metros y más de 600 kilos.

Características de la tortuga laúd o baula

  • Es la única tortuga marina que no tiene caparazón duro.
  • Su nombre hace referencia a la piel sin placas y suave, ya que significa “espalda de cuero”.
  • Durante las primeras semanas de vida presentan escamas, ya después se cubren con piezas poligonales osteodérmicas.
  • Tienen gran fuerza en sus aletas y no tienen uñas.
  • Su color de piel es negro y moteado con blanco.
  • En español se le llama de varias formas: laúd, canal, tinglar, siete quillas, etc.
  • Habitualmente tienen un tamaño entre 1,30 m y 1,75 m.

Hábitat

La tortuga laúd también es conocida como una tortuga que le gusta el buceo, se encuentra a lo largo de todos los mares del mundo, específicamente en las zonas pelágicas de los océanos templados y tropicales, también se encuentran en las aguas frías sub-árticas. Adicional habitan en aguas templadas como el Oriente de Estados Unidos y Canadá.

Alimentación de la tortuga laúd

La tortuga tinglar no tiene dientes, pero tiene una gran fuerza en la mandíbula, a pesar de eso su dieta está enriquecida en medusas y animales de cuerpo suave.

Reproducción

Se ha estimado su madurez sexual entre los 9 y 14 años de edad, hacen de 2 a 3 nidas por años, y de 5 a 9 veces al años. Ponen huevos con yemas y sin yemas y variables. En total se ha estimado que la tortuga laúd pone al redor de 80 huevos con yema y 30 sin yema. El lugar favorita de estas tortugas para aparearse son las costas con altas temperaturas y oleajes fuertes, donde no haya muchos corales y rocas y el acceso al nido sea fácil.

Conservación de la tortuga laúd o baula

La tortugas laúd o baula, al igual que las otras especies de tortugas marinas, también se encuentran en peligro de extinción, ya que estas se ven amenazadas por la pesca incidental, la captura de huevos para la venta, y la destrucción de su hábitat.

Debido a esto la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) la ha clasificado como una especie en peligro crítica de extinción lo que significa que su población ha disminuido en más de un 80% en 10 años. Una de las playas donde ha disminuido de manera drástica es en México con un 90% en una década.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *