Tortuga lora, bastarda o cotorra

Tortuga lora, bastarda o cotorra

La tortuga lora, cotorra o bastarda es considerada como la tortuga marina más pequeña, ya que solo alcanza un tamaño que va de 0,60 a 0,90 metros y un peso de 45 kilos.

Características de la tortuga lora

  • Los machos alcanzan mayor tamaño y tienen cola más gruesa que las hembras.
  • Su caparazón tiene un color grisáceo y su cuerpo marrón y verde olivo, pero van cambiando a medida que alcanzan su madurez.
  • Su cabeza tiene forma de un pico de loro, de allí su nombre.
  • Las aletas delanteras tienen una sola garra y las traseras dos.
  • Tienen dos pares de escamas prefrontales.

Hábitat

Este tipo de tortugas se encuentra en aguas que tienen poca profundidad, en bahías y lagunas. Su distribución se extiende por el Caribe, Venezuela, el Golfo de México, Terranova, Estados Unidos, Marruecos, África y el Mar Mediterráneo.

Al igual que las otras tortugas marinas, la tortuga lora, cotorra o bastarda migra por dos motivos, los machos principalmente para buscar comida y las hembras para buscar un lugar adecuado para anidar.

Alimentación

Se caracterizan por cazar su comida en aguas poco profundas. En la etapa adulta sin carnívoros y su dieta está compuesta de los siguientes alimentos: erizo de mar, peces, moluscos, medusas, camarones, almejas, cangrejos y ocasionalmente comen algas y sargazos.

Reproducción

Este tipo de tortuga alcanza la madurez a los 12 años, de allí busca un lugar seguro donde poner sus huevos. Excavan la arena y depositan su huevos allí, luego los cubren. Tienen aproximadamente 90 huevos y los depositan en tres nidos, anidan cada 2 años y al igual que otras tortugas el momento más peligroso es cuando ocurre la eclosión, ya que cuando las crías se dirigen del nido al mar pueden ser víctimas de depredadores.

Amenazas y conservación

Como amenazas para las crías están los halcones, cangrejos, coyotes. Pero no solamente las crías tienen amenazas sino también las tortugas adultas, ya que estas deben protegerse de los tiburones.
El hombre también es considerado como una de la principales amenazas que tienen las tortugas loras, debido a que han ido destruyendo su hábitat consecuencia del crecimiento de la población, lo que ha disminuido las áreas de anidar. Adicional la pesca también perjudica, ya que muchas veces quedan enredadas en las redes y muere.

Adicional son capturadas para comercializar su carne y huevos, razón por la que hoy están catalogadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) especie en peligro crítico de extinción.

Uno de los países que se ha tomada la tarea ardua de conservar a la tortuga lora es México debido a que tres de sus playas son escenarios donde las tortugas loras anidan, estos lugares son Rancho Nuevo, Tamaulipas y el Golfo de México.

Organizaciones como Instituto Nacional de la Pesca (INP), y el US Fish and Wildlife Service (USFWS), han unido fuerzas para crear un programa que tiene como objetivo la conservación y recuperación de la especie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *